.
.
.
.

EntreVistArtista Montse Huguet Valle






 




Proyecto EntreVistArtista (EVA) © 2009 - 2013
Entre Tú y Yo: Montse Huguet Valle (España)
Entrevista por Rosa Matilde Jiménez Cortés


Montse Huguet Valle (1949) poeta catalana conversa desde la distancia para EntreVistArtista (EVA), adentrándonos a su espacio, tiempo y generosidad. Comenzó a escribir a la edad de 17 años y desde entonces, invadida por una imperiosa necesidad de expresión, construye la métrica de su vida entre poemas, aunque estos todavía no conocen la existencia de la tinta sobre papel; posibilidad que no descarta.
 
Su quehacer poético se encuentra en diferentes espacios en la red, donde ha cultivado un historial amoroso entre ella y la luna, su amante, refugio de soledades. Instrumento de una plegaria quizá para hallar en el Otro, el abrazo denegado en aquellos días de asueto, sumergiéndola en un lirismo contemplativo donde ella, el prisma lunar, proclamará su condición de mujer.
 
 
EntreVistArtista: Tu primer poema, ¿a la luz de qué situación nació y de aquel momento vivido, qué recuerdos tienes quisieras compartir?
 
Montse Huguet: Nació de vivir el dolor de mi madre, sufriendo enormes y escandalosos silencios debido a que mi padre era un machista y católico de derechas. Nos tenía sometidos a todos... a mi madre, a mis hermanos... a mí (...)
 
 
E.V.A: Mujer, arte y sentimiento... ¿Cuál es la relación que mantienes contigo misma?
 
MH: Hay una simbiosis total entre la mujer humana y la esencia poética, es una forma de vida y de crear. Todo al mismo tiempo; no sé dónde empieza una y termina la otra...
 
 
E.V.A: La mujer contemporánea aprende a vivir facetas distintas acoplando sus ritmos al tiempo le ha tocado vivir, ¿a qué retos has tenido que enfrentarte al ser esposa, madre, y a la vez, amante de las letras?
 
MH: Los retos son la soledad de una corredora de fondo, con todas las ventajas y desventajas de serlo. Es una aventura total y yo soy aventurera.
 
 
E.V.A: ¿Consideras que tu vida ha sido condicionada por las circunstancias?
 
MH: Siempre estamos condicionadas por las circunstancias pero si el espíritu es libre, lucha para adaptarse o vencer esas circunstancias si son adversas.
 
 
E.V.A: En tu poesía hay una figura retórica, elemento de inspiración; desde luego sabes a quién me refiero...
 
MH: Sí, a la luna, símbolo de lo inalcanzable, el sueño, la belleza, la sensibilidad, el misterio... ¡la magia! "Media luna de galleta, se deshacía en mi boca, y mis sueños, ¡y tú...! Media noche en la ventana, se diluye el corazón, y mis cantos en la almohada. Media voz, sólo susurros para contagiar el alma. Y tú, ¡a penas escuchabas!"
 
 
E.V.A: ¿De qué nutres tus momentos de creatividad?
 
MH: La misma poesía y las lecturas que mi poesía arroja, son mi alimento, unido a mis experiencias vitales. Por ejemplo, cuando tengo que poner en marcha el coche para salir zumbando: "Aves heridas en las esquinas, tormenta de besos en la noche oscura. Duelen por cierto, heridas abiertas, desgarradas. La incertidumbre es la respuesta. La humedad de aquella tarde, desnudaba mi paisaje; de añicos el corazón. Se quemaron los mensajes, los encajes de bolillo, y el drenaje".
 
 
E.V.A: ¿Por qué y para quién escribes poemas?
 
MH: Escribo por una necesidad imperiosa y vital de comunicar mis sentimientos. Escribir es más que un propósito, quizá una enfermedad. La dependencia sutil de la palabra efímera. Trazos en el papel, que signifiquen algo... sentimientos, pensamientos o un corazón latiendo a la deriva en cada letra escrita. Lamiendo con la tinta, el blanco de la hoja y el alma dibujada… doliendo en cada verso, cuando ya no quedan besos... entonces, me queda solo eso: la palabra. "Desnuda con tu mirada vestida con tus besos, cautiva por tu palabra. Conmueve el tiempo transcurrido, tan escaso, tan denso y compartido. El ocaso ha venido. Ya nos hemos ido".
 
 
E.V.A: Las plataformas que usas para exponer tu obra, ¿satisfacen tus necesidades?
 
MH: Sí, de algún modo... A veces hay quien me pregunta si he publicado libros. A decir verdad, es algo que no me he planteado aunque no lo descarto a futuro.
 
 
E.V.A: Te describes a ti misma como un ser comunicativo, alegre, femenino, singular; a veces, otras, vuelas solitaria... Qué disfrutas más… ¿La soledad contigo misma o cuando te entregas al amor en pareja? Siendo así, ¿qué lugar ocupa la poesía en momentos pletóricos de dicha?
 
MH: Disfruto de mi soledad y de compartirla. Una de mis mayores alegrías es la poesía, en cualquier momento y circunstancia de mi vida.
 
 
E.V.A: Y el poema, escurre sus dedos en la respuesta de Montse estirando el cuello, deletreando instantes en que el tiempo y las circunstancias dejan trozos de vacío sin fondo...
 
MH: "El me dijo: ¡ven!... Yo le dije: ¡voy! Me amó, sin más preámbulos; le quise sin reparos. Me llamó por teléfono para tomar café. Quiso verme... ¡Yo fui! ¡Nos amamos al fin! Y luego... nos dejamos. Como siempre..."
 
 
“Como siempre, para no volver a fracasar…” La heroína anónima de un relato extraviado en cualquier esquina del tiempo, emerge en el capítulo 47, dándole vida a Fernandina...
 
"Cuando olía buenos machos, en el bar, o en la calle, Fernandina, se subía las faldas lo suficiente para mostrar su pantorrillas, o se desabrochaba un botón de la camisa, mostrando el escote insinuante… La libido lunar, era una cruz que no llevaba bien; sobre todo, cuando no podía comerse nada. Decididamente, la madurez, la llevaba por mal camino. Su poderoso instinto, fue su perdición. No dejaba escapar la menor oportunidad. La experiencia adquirida, con el paso de los años, la convirtió en una sagaz y atrevida mujer. Sabía cómo manejarse en cualquiera de las situaciones, por extrañas e inesperadas que fueran. Cuando era necesario, callaba y miraba de soslayo; en otras ocasiones, era abierta y mostraba la más bella de sus sonrisas. Sabía que eso, encandilaba a hombres y mujeres. Sin embargo, pesar de sus estrategias, muchas veces, no conseguía su objetivo. Lejos de frustrarse, dejaba pasar los días, acumulando sabiduría; y a base de versos, sacaba conclusiones; para no volver a fracasar".



Rosa Matilde Jiménez Cortés
México, 14 de enero de 2011
 
 

[Entrevista efectuada del 14 de enero de 2011 (vía Internet) / Colaboró para EntreVistArtista (EVA) Montse Huguet Valle / Fotografía proporcionada por Huguet Valle / EntreVistArtista (EVA) es un proyecto independiente de Rosa Matilde Jiménez Cortés
EntreVistArtista (EVA) ha sido estructurado para que "Entre Tú y Yo" vayamos al encuentro del Otro, siendo arte y parte como interlocutor.

Archivo del blog